Iniciar sesión

 

Odontología: significado

La odontologia es la ciencia que comprende el estudio de los dientes, la boca, los maxilares y los tejidos anejos, así como el conocimiento de los medios de prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y anomalías que estos puedan padecer.

El término odontólogo proviene de la unión de dos palabras griegas: ὀδούς, ὀδόντος (diente) y λόγος (palabra, tratado, estudio), aunque el origen del oficio tuvo lugar mucho antes, alrededor del año 3.000 a. C. en Egipto.

 

Historia de la odontología

Los primeros odontólogos

El Antiguo Egipto fue de las primeras grandes civilizaciones históricas y se desarrolló durante más de tres milenios. En esta cultura, la medicina era una profesión bien desarrollada y practicada por la clase alta. La odontología, en cambio, gozaba de menos prestigio, siendo considerado un oficio de clase social baja. Médicos como Howi, que trataba las enfermedades de los dientes o Hesi-Re, jefe de la escuela de médicos de la corte, considerado el primer odontólogo conocido de la historia, ejercieron en este periodo.

Los papiros egipcios son la principal fuente de conocimiento de la cultura médica egípcia. El descubierto por el novelista alemán Georg Ebers pertenece al año 1550 a. C. y, junto al papiro Edwin Smith (1600 a. C.) es considerado uno de los papiros médicos más importantes del Antiguo Egipto. En ambos documentos se describen tratamientos odontológicos como la aplicación de polvo de incienso para curar el dolor producido por las caries o las trepanaciones en la mandíbula para drenar abscesos.

 

Fragmento del Papiro Ebers, tratado médico con tratamientos odontológicos del Antiguo Egipto.        Fragmento del Papiro Edwin Smith, tratado médico con tratamientos odontológicos del Antiguo Egipto.

 

Otras fuentes que revelan las antiguas prácticas odontológicas son las tablillas de arcilla.

En el siglo VII a. C., los asirios consideraban que los dolores de muelas eran causados por gusanos que se introducían en ellas y se alimentaban de sus raíces. En estas tablillas relataban cómo los combatían: realizando conjuros que debían recitarse mientras se aplicaba una mezcla de cerveza y aceite sobre las piezas afectadas.

En el mismo periodo, en Roma se utilizaba el oro para cubrir ausencias de piezas. Esta práctica fue heredada de los etruscos, que ocuparon la península itálica durante siglos. Hipócrates, una de las figuras más destacadas de la historia de la medicina, asoció la caída de los dientes a la dieta, asegurando que el consumo de ciertos alimentos perjudicaba a la salud bucal de las personas. Posteriormente, Aristóteles escribió sobre procedimientos de esterilización usando un alambre caliente para tratar enfermedades orales.

La influencia de la religión en la odontología

Ya en el siglo III d. C., los mayas se realizaban incisiones a fin de poder incrustar piedras semipreciosas en sus bocas. Se cree que estas prácticas denotaban rango social y que con ellas se rendía culto a los dioses.

Varios siglos después, en plena Edad Media, la religión volvió a ocupar un lugar central en la mentalidad de buena parte de las sociedades mediterráneas, por lo que muchas personas consideraban que las prácticas médicas iban en contra de la palabra de Dios. La poca odontología que se ejercía la practicaban algunos frailes de forma clandestina en los monasterios, pero las autoridades eclesiásticas acabaron prohibiendo estas prácticas y curanderos, barberos y charlatanes cogieron el relevo. Estos últimos iban de pueblo en pueblo ofreciendo sus servicios odontológicos en plena calle y sin asepsia. Las extracciones se convirtieron así en una forma de entretenimiento público, igual que las ejecuciones. 

Los avances odontológicos del Renacimiento

La llegada del Renacimiento en el siglo XV supuso el redescubrimiento y la asimilación de la cultura grecolatina, basada en la contemplación libre de la naturaleza. Este movimiento cultural sustituyó el teocentrismo medieval por el antropocentrismo, liberando así la ciencia de la teología y la superstición. 

Durante este periodo se publicaron numerosas obras que fueron claves para la evolución de la odontología, como “De humani Corporis Fabrica”, del anatomista y médico flamenco Andreas Vesalius o “Libellus de Dentibus”, del anatomista y médico italiano Bartolomeo Eustachio. Este último fue el primer libro dedicado exclusivamente a la anatomía de la cavidad oral.

El origen de la odontología moderna

No obstante, el primero en brindar una descripción completa científica de la odontología fue Pierre Fauchard, reconocido como el ‘padre de la odontología moderna’. Su libro, “Le chirurgien dentiste” (1728) explica la anatomía y las funciones orales básicas, así como los signos y síntomas de la patología bucal y los tratamientos recomendados para tratarla. El médico francés fue, además, pionero en el área de la prostodoncia, ideando formas para reemplazar las piezas perdidas.

Un siglo más tarde, Horace H. Hayden y Chapin A. Harris fundaron el Baltimore College of Dental Surgery, tras haber fracasado su proyecto de creación de una escuela odontológica en varias universidades estadounidenses como consecuencia de la resistencia del cuerpo médico docente. Harris organizó, además, la American Society of Dental Surgeons y en 1856 fue nombrado presidente de la sociedad que la reemplazó; la American Dental Convention, predecesora, junto a otras organizaciones, de la American Dental Association.

 

Baltimore College of Dental Surgery, primera escuela odontológica fundada por Hayden y Harris.

 

Facultad de Odontología

La Facultad de Odontología es generalmente el lugar donde se imparten los estudios de odontología. No obstante, en algunas universidades se llevan a cabo en la Facultad de Medicina.

En España hay 23 universidades en las que se puede cursar esta titulación. Aunque la oferta es extensa, la mayor parte de los estudios de odontología se concentra en comunidades como Madrid y Valencia, que cuentan con 5 y 4 facultades de odontología respectivamente. Las 14 restantes están repartidas por todo el territorio español, exceptuando las comunidades de Cantabria, Extremadura, La Rioja, Navarra y Castilla - La Mancha, que actualmente no disponen de ninguna facultad de odontología.

Del total de universidades en las que se puede estudiar odontología en España, solo 12 son de titularidad pública. Las 11 restantes son privadas y ofertan un total de 17 titulaciones relacionadas con la odontología, 5 de las cuáles se imparten parcial o íntegramente en inglés. 

 

 

Odontología carrera. ¿Cómo ser odontólogo?

Para ser odontólogo en España es necesario cursar el Grado en Odontología, una titulación de 5 años de duración que pertenece a la rama de conocimiento de Ciencias de la Salud.

El objetivo de la carrera de odontología es formar un profesional con los conocimientos, habilidades, actitudes y competencias necesarios para el diagnóstico, la prevención y el tratamiento integrado de las patologías del sistema estomatognático; El odontólogo estará capacitado para servir a la sociedad mediante la satisfacción de sus demandas sanitarias y se centrará en los resultados científicos y tecnológicos actualizados.
 

odontologia carrera: asignaturas, precios, plazas y acceso.

 

Diferencia entre odontología y estomatología

El Grado en Odontología surgió como resultado del Plan Bolonia, o lo que es lo mismo, con la adaptación de España al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). El objetivo de este proceso, que se inició a partir de la publicación de un Real Decreto en octubre de 2007, era modernizar el sistema de educación superior y lograr una mayor autonomía a la hora de diseñar la oferta de titulaciones universitarias, homologable a la del resto de instituciones europeas para favorecer la movilidad de los estudiantes.

De esta forma, el Grado sustituyó a la Licenciatura en Odontología, creada en 1986 con el objetivo de hacer posible y efectiva la atención en materia de salud dental a toda la población. Hasta ese año, para ejercer la odontología era necesario cursar la Licenciatura en Medicina y después especializarse en estomatología.

Así, un odontólogo y un estomatólogo tienen las mismos conocimientos y competencias respecto a la salud bucal, pero este último está capacitado, además, para ejercer la medicina general.

Grado en Odontología: asignaturas

El número total de créditos ECTS de la carrera de odontología es de 300. Aunque existen variaciones curriculares entre universidades, el plan de estudios del Grado en Odontología está organizado en cinco módulos que agrupan asignaturas con un mismo cuerpo de conocimiento. Estos módulos son:

Módulo I: Ciencias Biomédicas Básicas Relevantes en la Odontología - primer y segundo curso

Módulo II: Introducción a la Odontología - primer y segundo curso

Módulo III: Patología y Terapéutica Médico-Quirúrgica General - segundo y tercer curso 

Módulo IV: Patología y Terapéutica Odontológica. Este módulo reúne la mayor parte de los objetivos de aprendizaje específicos de la titulación - segundo, tercer y cuarto curso de carrera

Módulo V: Prácticas Tuteladas y Trabajo Fin de Grado - quinto curso

Especialidades odontológicas

España, Austria y Luxemburgo son los tres únicos países de la Unión Europea cuyas especialidades odontológicas no están reconocidas de forma oficial. En el resto de países de la eurozona, los odontólogos después de graduarse se especializan durante un mínimo de tres años con programas con un contenido académico y clínico definido que se llevan a cabo en instituciones aprobadas por la autoridad competente de cada país.

Esto sitúa a los odontólogos españoles en una situación de desventaja, ya que la mayoría de estos profesionales se especializan en las diferentes áreas de la odontología cursando másteres propios que no tienen validez fuera del país.

En España, es posible encontrar formación relacionada con las siguientes especialidades odontológicas: 

 

Ver másteres de odontología

 

Precios odontología

El precio del Grado en Odontología en España varía de forma considerable en función de la Comunidad Autónoma y del tipo de universidad escogido -pública o privada-.

En una universidad de titularidad pública, la carrera cuesta entre 3.700 euros (Andalucía) y 12.600 euros (Cataluña). En una universidad privada, en cambio, la cifra mínima asciende a los 53.000 euros (Murcia) y la máxima a los 92.000 euros (Madrid). 
Los alumnos que deseen cursar el Grado en inglés deberán abonar una cantidad que va desde los 69.900 euros (Cataluña) hasta los 105.000 euros (Valencia).

Plazas de odontología. Numerus clausus

En la actualidad, el número de plazas de nuevo ingreso disponibles cada año supera las 2.300, aunque de estas solo 736 pertenecen a universidades públicas.

La inexistencia de un numerus clausus en la carrera de odontología es el motivo por el cual anualmente se gradúan alrededor de 1.750 nuevos odontólogos en España, contribuyendo así al aumento de profesionales colegiados, que en la actualidad ya supera los 36.400. La ratio española dentista/habitantes cada vez se aleja más de las recomendaciones de la OMS y las comunidades más afectadas por este superávit son, lógicamente, aquellas que cuentan con más facultades de odontología: Madrid, con más de 7.900 odontólogos colegiados y Valencia, con alrededor de 3.700.

Esta situación ha incentivado la marcha de un gran número de odontólogos españoles a otros países con déficit de profesionales del sector en los que, además, se perciben sueldos más elevados. Los destinos más comunes son países de la Unión Europea, ya que gracias al sistema de reconocimiento automático de cualificaciones profesionales regulado por la Directiva 2013/55/UE, los odontólogos tan solo deben acreditar su titulación en el país de destino y no realizar el proceso de homologación del Grado en Odontología.

Acceso odontología

Para obtener una plaza en el Grado en Odontología es necesario cumplir uno de los siguientes requisitos:

Para acceder a una universidad privada, además, será necesario superar pruebas adicionales propias de cada universidad como entrevistas personales, test de inglés, de conocimientos o psicotécnicos.

 

Nota de corte odontología

Para acceder al Grado en Odontología en una universidad de titularidad pública, no basta con aprobar las Pruebas de Acceso a la Universidad, sino que además es necesario conseguir una nota de acceso bastante elevada. La nota de corte de odontología es distinta en cada una de las universidades que imparten la carrera y se determina a partir de la nota de acceso del último estudiante en obtener plaza en el Grado.

De este modo, la nota de corte varía cada año en función del número de alumnos que quieren acceder a la titulación. Podría pensarse que es más fácil acceder a aquellos centros con una mayor oferta de plazas, pero hay que tener en cuenta que estas universidades están ubicadas en las capitales más pobladas de España y, como consecuencia, la demanda es mucho mayor.


Nota de corte odontología 2018-2019.

 

Asignación de plazas. ¿Cómo funciona?

Las solicitudes de los alumnos que quieren acceder al Grado en Odontología se ordenan por nota de admisión. Las plazas ofertadas se adjudican empezando por el estudiante con la nota más alta y bajando por orden decreciente hasta que se agotan todas las plazas.

En algunas comunidades autónomas, tan solo tiene lugar un proceso de adjudicación de plazas por convocatoria (ordinaria y extraordinaria). En otras, en cambio, existen varias asignaciones en cada periodo. Si en la primera asignación, al estudiante se le otorga la plaza que solicitó en primera preferencia, deberá matricularse en la universidad asignada. Si, en cambio, recibe una plaza en su segunda opción (o posteriores), podrá esperar a la publicación de la siguiente asignación de plazas para ver si mejoran sus opciones o bien aceptar como definitiva la plaza asignada.

Con este sistema, es probable que aparezcan plazas vacantes en las facultades, ya que un alumno puede rechazar una plaza en un centro si considera que tiene posibilidades de acceder a otro en otro Distrito Universitario que le interese más.

La nota de corte de la primera asignación de plazas para el curso 2018-2019, que tuvo lugar en el mes de julio, oscilaba entre el 11,615 (Barcelona) y el 12,528 (Murcia). El curso pasado la nota de acceso más baja en este período fue un 11,54 (Barcelona) y la más alta un 12,14 (Valencia). No obstante, y teniendo en cuenta cómo se adjudican las plazas en algunas universidades españolas, en posteriores asignaciones obtuvieron plaza alumnos con notas inferiores.

 

Odontología solidaria

La odontología solidaria, enmarcada dentro del ámbito del voluntariado socio-sanitario, tiene por objetivo la atención de la salud buco-dental de las personas en situación de vulnerabilidad, mediante proyectos relacionados con la prevención de enfermedades, la asistencia sanitaria y la formación continuada.

Según datos de una encuesta publicada en 2015 por la Plataforma de Voluntariado de España, el socio-sanitario es uno de los ámbitos que cuenta con menos voluntarios (tan solo 15.700 personas de un total de 3.578.000).

Conscientes de esta escasez, son muchos los profesionales del sector odontológico que se han asociado y han creado distintas ONG y Fundaciones para poder ofrecer una atención gratuita o semigratuita a los más desfavorecidos dentro y fuera de España; Acción Planetaria, Dentistas Sin Fronteras, Dentistas Sin Límites y Odontología Solidaria son algunos de los nombres de organizaciones españolas creadas específicamente para prestar servicios odontológicos.

Odontología solidaria en España

El mayor proyecto de voluntariado en odontología en España es el impulsado por la Fundación Odontología Solidaria. 360 voluntarios del sector odontológico -odontólogos, higienistas, auxiliares y estudiantes- y del sector administrativo trabajan como voluntarios en 7 clínicas sociales ubicadas en A Coruña, Albacete, Fuengirola, Granollers, Madrid, Valencia y Zaragoza. Los Servicios Sociales Públicos son los encargados de derivar a los pacientes a estas clínicas para recibir tratamientos enfocados al saneamiento de la cavidad bucal (higienes, curetajes, endodoncias, obturaciones, etc). Una vez recibido el tratamiento, los pacientes abonan una cantidad simbólica de 15 euros.

Otro proyecto destacable en España es el de la Clínica Solidaria de Acción Planetaria, en la que colaboran alrededor de 200 profesionales que llevan a cabo tratamientos conservadores y rehabilitadores. La Clínica Solidaria está ubicada en Barcelona y comparte espacio físico con la Clínica Privada Les1001Dents. A esta última, acuden pacientes que sí pueden costearse los tratamientos dentales y un % de los ingresos obtenidos se destinan al abastecimiento de material para la zona solidaria. Acción Planetaria ha establecido convenios de colaboración con una cuarentena de entidades, organizaciones, asociaciones e instituciones vinculadas al tercer sector. Son estas instituciones las que derivan a los pacientes a la Clínica Solidaria. Lo más llamativo de este proyecto, no obstante, es que defiende la economía del favor por favor. Por ello utilizan el sistema del Banco del Tiempo, que supone que el coste de cada tratamiento se traduzca en horas de servicio que el paciente deberá emplear en realizar actividades que impacten positivamente en el entorno.

El Consejo de Dentistas y los distintos colegios oficiales de odontólogos y estomatólogos españoles también contribuyen a la labor solidaria creando proyectos que se desarrollan en fechas puntuales, como la Campaña de diagnóstico precoz del cáncer oral, que tiene lugar en el mes de noviembre. No obstante, en ocasiones se llevan a cabo proyectos de carácter permanente, como el gabinete odontológico solidario del Colegio de Odontólogos de Madrid, que pretende mejorar el acceso a la salud oral en el sector 6 de la Cañada Real, haciendo especial hincapié en los cerca de 3.500 niños que viven en riesgo de exclusión. Esta iniciativa cuenta con el respaldo de la Consejería de Sanidad de Madrid.

Voluntariado internacional en odontología

Los proyectos internacionales de odontología solidaria impulsados por ONG y Fundaciones españolas son cada vez más numerosos. Los destinos son muy variados, aunque los voluntariados se concentran principalmente en Sudamérica, África y Asia.

Países como Haití, la India o Senegal, con sistemas sanitarios deficitarios, con infraestructuras obsoletas y falta de personal cualificado, son los escogidos por las organizaciones benéficas con el objetivo de paliar esta precariedad mejorando la salud buco-dental de la población autóctona.

Los voluntarios realizan higienes, obturaciones, exodoncias, endodoncias y reconstrucciones, así como charlas para instruir a la población en la higiene y los buenos hábitos alimentícios. La duración de las estancias suele oscilar entre una semana y un mes, en función del programa escogido. Para participar en un proyecto de odontología solidaria es necesario abonar una tarifa que varía en función de la duración del programa y del país de destino. Un voluntariado de entre una y tres semanas en estas ONG cuesta entre 400 y 650 euros. Esta tarifa incluye alojamiento, comida, seguro de salud y de viaje, transporte dentro del país y, en algunos casos, también los billetes de avión hasta el país de destino.